SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

lunes, 23 de mayo de 2016

SI NADIE CREE, DA LO MISMO MENTIRA QUE VERDAD


En algún tiempo en mentir degradaba a la persona y la declaraba incapaz para recibir confianza.


Eso era allá lejos en el tiempo. Hoy está probado que una especie de anestisia colectiva, de aplicación gradual pero persistente, fue debilitando los efectos que la mentira causaba en la población.

Hoy se hacen anuncios precisos, promesas contundentes, y declaraciones concretas, sobre cuestiones que luego tienen un destino totalmente contrario. Y ello, en la consideración social, no afecta la entereza de quienes producen esos hechos. 

Se trata evidentemente de un fenómeno grave de deterioro paulatino pero profundo de valores, entre ellos el de la verdad.

Dijo el presidente Macri en el debate pre electoral "No mientas Daniel (Scioli), no vamos a devaluar" 

El mundo entero es testigo que una de las primeras medidas del gobierno de Macri fue la devaluación que deprimió un 45% nuestra moneda y con ello los salarios de los trabajadores y jubilados.

¿Que explicaciones dio el gobierno? Ninguna. Tampoco la "gran prensa" que accede a preguntar y merece respuesta, hizo ningún comentario ni requirió explicaciones sobre tamaña mentira. Nada pasó. Ni siquiera disminuyó significativamente la imagen del mentiroso.

Eso habilita hoy al presidente a decir que está encaminado a lograr "Pobreza 0", y simultaneamente despedir trabajadores, vetar una ley antidespidos que solo tuvo tres votos en contra, quitar los subsidios a los servicios básicos, aumentar todas las tarifas multiplicandolas por cinco. Un absurdo, ¿no?. Si, tan absurdo como que 1,4 millones de argentinos se sumaron a la pobreza. Cierto, pero no importa. Como en general nadie cree, todo vale. Y vale decirlo porque los titulares sí causan una impresión que se graba en el subconsciente. Y como en general una cierta pereza intelectual impide bucear para fijar una posición producto de un análisis crítico sobre lo que se escucha, ve o lee, queda como un sello el título. 

Durante los últimos años se machacó el cerebro colectivo con la corrupción en el gobierno. Largas campañas de los medios corporativos fueron grabando en las mentes que la corrupción era patrimonio del Proyecto Nacional. Se instaló la idea de un gran tumor, que apareció súbitamente en un cuerpo históricamente sano. 

Entonces la terapia de cura era un nuevo gobierno, distinto, que garantizara transparencia. Que no tuviera el estigma ni la historia del perseguido. 

Y así llegó Mauricio Macri. Y la transparencia prometida resultó ser un equipo, autodenominado "el mejor de los últimos cincuenta años" en el que el 90% de los funcionarios tiene causas judiciales y procesamientos, incluido el propio presidente que fue el primero en la historia argentina en ser electo estando procesado.

Y como si eso fuera poco, prontamente aparecieron los Panamá Papers que no son mas que pruebas de al altísima corrupción entre el empresariado global, y que en nuestro país tiene otra vez como estrellas a medio gabinete con cuentas offshore, liderados por el propio presidente con varias. Valga dejar sentado que las sociedades offshore son armados que tienen por objeto evadir y lavar dinero producto de trampas a los estados. Son estrategias de corruptos por ocultar dinero mal habido. Ningún otro objeto tienen más allá de las cabriolas que den los tránsfugas por simular otra cosa.

Por eso ahora leemos, ya casi sin sorpresa, que se eleva a varios millones el piso que permite contratar sin licitaciones. Tampoco llama la atención que el tan demonizado Lázaro Baez como uno de los empresarios ícono de la corrupción del gobierno anterior, resulte ser socio de Macri en muchas de las cuestiones por las que había sido acusado. Solo que por prevención, la "gran prensa" sacó inmediatamente de los grandes y permamentes titulares a Lázaro Baez. Ya parece que el hombre no sería tan malo.

Finalmente hoy nos anoticiamos que Aerolíneas Argentinas, llamó a licitación para alojar a sus pilotos en El Calafate. Que la licitación la ganó Hotesur, pero que la adjudicada resultó ser el Hotel Esplendor. 

Hotel Esplendor es propiedad de la familia de Marcos Peña Braun y Miguel Braun. 

No se respetó la licitación y se adjudicó a la familia del Jefe de Gabinete. Este hecho, que en otros tiempos hubiera sido escándalo por varios meses hoy no merece mayor atención por parte de la prensa corporativa.

Entonces tampoco se graba en el subconsciente colectivo como una cuestión trascendente y vinculada a la corrupción empresario política.

Es de lamentar que estemos tan anestesiados contra la mentira, porque ella abre todas las puertas al engaño, y va ampliando el límite de tolerancia a ser engañados sin que eso nos signifique una afrenta a nuestra dignidad agredida. 

Obsérvese que el hacedor comunicacional de Macri Presidente, el ecuatoriano Jaime Duran Barba, un hombre reconocido mundialmente por su desapego con principios y valores, reconoce que no cree en la verdad. Afirma categórica y sinceramente que la verdad no existe.
Este video pone de manifiesto además como a quienes critican a Duran Barba, no les molesta la brutal sinceridad del ecuatoriano al reconocer que no cree en la verdad. Lo que les molesta es que lo diga, y que eso perjudique al gobierno.

O sea que para los críticos de Duran Barba lo importante no es que no crea en la verdad y con ello demuestre que el hacedor de Macri Presidente tenga así de subvertidos los valores, sino que lo reconozca. Con lo que queda clarísimo que vivimos en este mundo de los comunicadores entre fenomenales simuladores, los que en el fondo están totalmente de acuerdo con Duran Barba: no importa la verdad, lo que importa es lo que simulemos como verdad.


No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)