SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

domingo, 13 de marzo de 2016


¿QUIEN TIENE QUE DEFENDER?





Las corporaciones gobernantes han decidido la desaparición de la Secretaría de Agricultura Familiar. Usted dirá ¿como? si yo escuché decir que se promete una "revolución productiva".


Efectivamente, lo que no se entendió es a que tipo de revolución estamos asistiendo. Esta es una revolución violenta, en la que hay ya miles de víctimas. 
Es la revolución de los cínicos que te dijeron que "no vas a perder nada de lo que tenés" y ni bien los votaste te echaron del trabajo, te robaron la mitad del salario, te aumentaron todos los servicios, y ahora están liquidando a los que producen alimentos sanos, que podrían llegar más baratos a tu mesa.

Ahora bien, todos sabemos que la realidad es la única verdad, y la realidad indica que el 90% de los agricultores familiares del país están siendo condenados a entregar su tierra a las corporaciones gobernantes para que éstas produzcan commodities, al desaparecer el organismo público que apoyaba a este sector.

Perfecto. ¿Quienes son los perjudicados directos e indirectos? Los directos, los propios productores, y los indirectos todos, absolutamente todos los consumidores, aunque algunos de ellos no tengan ni idea si la zanahoria cuelga en algún racimo o el zapallo crece bajo tierra.

Suele ocurrir a menudo, y mucho me temo que no estamos en este caso ante una excepción, que los principales afectados esperan que alguien, algún dirigente, algún Quijote, la prensa, en fin, alguien trate de evitar su tragedia. Mientras tanto otea el horizonte esperando que esos alguienes lleguen.

Pues están equivocados. No da resultado. No hay resistencia a los cambios asesinos como éste, ni cambio positivo duradero como el que se trató de construir, sin que haya madurado en la conciencia subjetiva del conjunto involucrado la necesidad de llevar a la práctica esa resistencia o el sostenimiento de lo positivo a favor de sus intereses. Solo esa conciencia hará que tomen la decisión de luchar. Luego podrán acompañar dirigentes, quijotes, prensa y todos esos alguienes que en realidad expresan buena voluntad, pero que no alcanza sin los directamente afectados. Nadie puede eficazmente defender a quien no se defiende.

Y esto preocupa en esta hora. Porque si de doscientos cincuenta mil productores argentinos, el desguace de la Secretaría de Agricultura Familiar afecta con riesgo mortal a más de doscientos diez mil, y a millones de consumidores, y no se observa reacción alguna de parte de los mismos para no permitir semejante crimen, significa que estamos inconscientes. Derrotados. Dominados. Que no nos tenemos fe ni confianza en nosotros mismos. Aunque con vida, ya estamos muertos.

Y eso es lo más grave de todo lo que está pasando. Porque podría el gobierno intentar robar el futuro, pero la única y lamentablemente no tan remota posibilidad está dada por la inmovilidad de los afectados, la derrota anticipada, la claudicación sin lucha. 

Compañeros campesinos, si ustedes no se ponen de pie y defienden lo suyo, nadie lo va a hacer por ustedes. Nadie. No esperen que sean los funcionarios los que los salven, son ustedes los únicos que pueden hacerlo. Piénsenlo mientras están a tiempo y todavía tienen aliados. Porque si siguen mostrando esta pasividad el resultado está a la vista, y es resignar todo futuro, paz y tranquilidad poblando alguna villa de las que se caracterizan por miseria y violencia.


No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)