SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

miércoles, 27 de enero de 2016

DE LA GRIETA A LA FISURA

La derecha en argentina no tuvo nunca candidato. Nunca tuvo partido. 

Fueron los imperios y la oligarquía terrateniente los que la encarnaron. Pero como odiadores de la política, y con fusiles y cañones a mano, gobernaron a los golpes mucho tiempo. No necesitaban partido. Ya lo dijo uno de sus exponentes:¿Presidente?, puesto menor.

Pero ante la consolidación de la democracia que no pudieron quebrar en más de treinta años, un gobierno popular superando una década de gestión exitosa, y la necesidad imperiosa de terminar con la redistribución de la renta, tan odiosa para el poder, estimuló la invención de un candidato que sirviera de pantalla para gobernar desde los despachos empresariales.

Pues no armaron un partido, lo que armaron es  ese proyecto de candidato cartón pintado con lo que tenían a mano. En realidad, como "puesto menor" nunca le dieron mayor importancia a las condiciones personales de la pantalla. Es más, para el servicio que se lo convocaba, cuanto menos idea propia, mejor. Luego quebraron la Unión Cívica Radical y abrieron esta especie de colectora de miserias éticas, políticas y humanas, por la que fueron sumando con golpes de billetera, con sentenciazos judiciales libertarios a sectores gorilas, fracasados, pseudo progresistas peronistas y antiperonistas, rezagos del peronismo menemista y lopezreguista, nostálgicos de la dictadura, y trastos oxidados de la histórica izquierda resentida contra los éxitos del peronismo. 

Ahora había que imponer el producto. Para ello se puso en marcha la fenomenal maquinaria desinformativa patrimonio exclusivo del eje corporativo.

LA GRIETA

Con esa herramienta de destrucción masiva de la verdad, instalaron en el subconsciente colectivo la idea de una sociedad dividida. La grieta fue la marca registrada en la campaña de división. Como si en la argentina no hubiesen pasado unitarios y federales, azules y colorados, peronistas y antiperonistas, Presentaron la grieta como un quiebre que separaba en dos a la sociedad. Instalaron que la provocaba el gobierno porque no escucha; es autoritario; es soberbio; usa desmedidamente las cadenas para propaganda; la militancia lejos de entrega y virtud, son bandas de vagos que hasta pueden armarse.Como en la dictadura, todo lo que hagas por el otro te convierte en sospechoso. Y ametrallaron sin pausa desde diarios, pantallas y micrófonos.

Es así como apoyados en la elevación social de vastos sectores concentrados especialmente en el centro de la argentina como grandes beneficiarios de las políticas nacionales y populares de los últimos doce años, convirtieron la satisfacción de las necesidades económicas en insatisfacción política con una inteligente pero perversa y engañosa propaganda. 

Esa que llevó a quienes de desocupados pasaron a ocupados, y luego mejoraron su ingreso con salarios en asenso, pasaron de la bici a la moto y al auto, de veranear en la pelopincho, a las playas de la costa, a no mirar que de la miseria de pocos años atrás a esta nueva realidad de satisfacción, confort y disfrute hubo en el medio una política pública que permitió que capitalizara en su familia el esfuerzo que antes iba a los bolsillos de las corporaciones que ahora lo estaban invitando al suicidio. 

La propaganda no le permitió ver que el mayor consumo que genera la satisfacción generalizada, requiere de medidas para garantizar que tanto la mayor demanda de divisas como de bienes de consumo no generen desequilibrios que atenten contra esas políticas virtuosas que permitieron una mejor calidad de vida. Y que esas medidas solo son posibles cuando en el centro del escenario político se ubica al hombre, como ocurre con gobiernos populares, y no la renta para pocos como sueña el poder concentrado.

Y la propaganda malintencionada, perversa y criminal para los intereses colectivos tuvo éxito. La mitad más unos cuantos cayo por la grieta y terminó suicidando al conjunto.

LA FISURA

Una de las definiciones de fisura es: "dificultad o desacuerdo que amenaza la solidez o resolución de las cosas" 

Efectivamente existe una fisura en la pantalla que eligieron las corporaciones para administrar el estado desde sus despachos, pero lejos está de ser costal. 

La fisura es enorme, es ética, moral, y también intelectual, y claramente amenaza la solidez  resolución de las cosas.

No va a Quito porque los patrones empiezan a tomar conciencia de los papelones y quieren esconderlo. Él no es consciente de sus limitaciones y quiere hablar como ella, y le sale lo que tiene, poco y nada. Y el mundo, mas allá de los posicionamientos ideológicos no puede evitar comparar. Y el contraste con lo que teníamos, es tan fenomenal como patético. Esa es la fisura por la que la pantalla no va a Quito.

Esta fisura tiene que ver con que las corporaciones hoy gobernantes, nunca hicieron política en el sentido virtuoso de su concepción social, nacional y colectiva. Lo de ellos es política comercial, rentística, sectorial y elitista. Entonces no tienen cuadros políticos, solo cuentan con servicios técnicos que ejecutan ordenes. 

Es por eso que su enemigo es el peronismo. Porque es la antitesis, el polo opuesto. El peronismo filosófica y doctrinariamente incluye, distribuye, construye tejido social, es nacional, popular y revolucionario.

Las corporaciones excluyen, concentran, destruyen organizacion popular, no tiene patria, son visceralmente antipopulares y furibundamente conservadoras.

Por eso intentaron recurrentemente aniquilar al peronismo.  Está visto que sin éxito. 

Decidieron quemarlo, pero lo encendieron. 

Quisieron enterrarlo, pero era semilla y lo multiplicaron. 

Ahora intentan envenenarlo con la metralla mediática, pero terminarán bebiendo la cicuta.

Por la fisura se están yendo rápidamente los tiempos de un modelo que pretende manejar el estado como una empresa donde las corporaciones son patrones y el pueblo el obrero esclavo. 

Eso no es posible en una argentina en la que el peronismo puede perder alguna elección, pero jamás perderá en la memoria colectiva la certeza que es el gran transformador y reconstructor social, y que el poder económico podrá pasar por el eje corporativo, pero el poder popular tiene inequívocamente su eje en el peronismo que está siempre vivo y en movimiento.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)