SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

jueves, 8 de enero de 2015

EL USO MISERABLE DE LA MUERTE DE UN NIÑO

Néstor Femenía, niño qom de siete años, falleció en Resistencia, víctima de una sociedad hipócrita integrada por ciudadanos discriminadores, egoístas, e insolidarios; políticos farsantes, insensibles e irresponsables; críticos oportunistas y mercantilizados; y, también por tuberculosis, desnutrición y otras resultantes de las acciones e inacciones de todos los mencionados antes.

El fallecimiento de niño Néstor Femenía ha dado lugar a la explosión de los más bajos instintos en personas que muestran una repugnante insensibilidad abonada por esa gran carencia de límites. Y que sin el mínimo sentimiento de respeto por la muerte y el dolor de su familia y de la comunidad, lo enarbolan como bandera para impulsar campañas plagadas de irresponsables inexactitudes y manipulaciones ocultando la realidad en sus distintos tiempos.

No es el dolor ni la culpa lo que los lleva a lanzarse a capturar pantallas, micrófonos o centímetros de diarios como cuervos hambrientos, sino la euforia por la oportunidad que la muerte les ofrece para desplegar su impostura.

De los pseudo políticos en campaña, que no son más que buscadores de posicionamientos, y que por lo bajo balbucean “…indios de m…” como excreta silenciosa del visceral desprecio hacia los originarios, continuadores vivos de la cultura del exterminio que admiran, no se podía esperar menos. La muerte de Néstor les ha dado letra para hacer campaña. No lloran al niño ni les preocupa la realidad que rodea a la comunidad. Festejan la oportunidad y en lo íntimo gritan silenciosamente: ¡ojalá se repita!

El abogado Rolando Nuñez, personaje con aires de impoluto que no puede pasar el umbral de la rentabilidad que la crítica selectiva o oportunista impone a los incapaces de cualquier compromiso por aportar al cambio de la realidad, hace una nueva incursión sobrevolando esa realidad a prudente altura para no contaminarse, y previo lavarse las manos con desinfectante y desodorantes, elabora informes con cifras manipuladas y adaptadas a las necesidades de los magnettos que lo prohíjan. 

Cuando el flamante gobernador Capitanich allá en los inicios de este gobierno le pidiera se sume para aportar desde las herramientas que el estado provee al cambio de la realidad que tanto dice conocer y cuyas soluciones también asegura tener en mano, y de cuya sencilla y rápida aplicación vendrían todas las soluciones, rechazó la oferta. Claramente lo suyo no es aportar soluciones, sino aprovechar los problemas para seguir sosteniendo una estructura vacía de compromiso y contenido y llena de intereses personales y mandatos inconfesables. El travestismo y la usurpación de nombres y figuras, no tiene límites. Sturzenegger luciendo la remera con la imagen del Ché y la leyenda “Macri es revolución”. Rolando Nuñez invocando el nombre de otro hombre digno, lleva a decir: Perdónalo, Nelson Mandela.

¿Qué tiene que ver esto con la muerte de Néstor Femenía? Tiene que ver, y mucho. Si después de quinientos años de matanza violenta o silenciosa, alguien sostiene que éste gobierno es el exclusivo responsable de la muerte de Néstor, ello constituye en sí mismo una falacia y también una infamia. Este, sin haber hecho lo necesario y suficiente seguramente, es uno de los gobiernos que más avanzó en la reparación de la histórica deuda, y si a raíz de la muerte del niño Néstor se pretende hacerlo aparecer como un criminal cuyo interés es la muerte, claramente estamos frente a una campaña para que vuelvan gobiernos que avancen con el exterminio inconcluso. Así suelen urdirse las campañas, como abogando por justicia no pocas veces se trató de destruirla, orando por los derechos de pueblos marginados más veces se ha buscado mayor marginación.

Falta mucho, en nuestro gobierno, y en la sociedad, para que la deuda con los pueblos originarios se vaya saldando. Pero claramente no vendrá ni del lado de los que exponen sus miserias usando la muerte para hacer política partidista, ni de pseudo prístinos personajes ocultos tras nombres con historia. Vendrá de la maduración de una sociedad en reconocer esa deuda, desmontar la colonización que construyó la cultura del desprecio, y avanzar en el respeto a la historia, la diversidad y la cultura de los pueblos que nos antecedieron y que fueron por nosotros despojados.

No olvidemos que todos los indígenas hoy vivos son huérfanos de aquellos que fueron asesinados para que nosotros podamos detentar la propiedad de todo y ellos tengan que esperar de nosotros los favores que nuestra mezquina voluntad determine.

A todos los que se rasgan las vestiduras propongo impulsar una verdadera reparación para éstos huérfanos de la víctimas de nuestros próceres. Habiendo aquellos despojado a los ancestros de los hoy despreciados, de toda la tierra, los ríos, la flora y la fauna, y con ellos de la alimentación y la medicina, propongo fijar un valor por cada hectárea o fracción que estamos ocupando quienes usufructuamos el crimen que dio origen a las propiedades, producto de todas las violaciones pero hoy inviolables. Y que ese pago mensual vaya a un fondo que administren las comunidades originarias como producto de un comodato vitalicio y transferible con la obligación de pago por parte de cada ocupante. Es un derecho legítimo que tienen como descendientes de los muertos de entonces que no son menos muertos que Néstor y los que hoy siguen muriendo a manos de una sociedad hipócrita que dice defenderlos, eso sí, siempre y cuando “estos indios brutos no quieran apropiarse de lo nuestro” como dicen por lo bajo.

La propuesta de transformar todas las propiedades en comodatos vitalicios y trasferibles junto a la obligación de pago mensual de la renta la hago con toda seriedad y sin la mínima duda sobre lo legítimo de la propuesta, pero también con la seguridad que en la mentalidad mercantilizada de la mayor parte de la clase política y también de los farsantes de la crítica sin compromiso, caerá como una locura imposible de realizar. Argumentos no faltarán para descalificarla. Desde el altar donde veneramos la propiedad privada, hasta los derechos adquiridos serán vallas infranqueables. Mientras siguen franqueados los derechos arrancados junto a la vida de Néstor y todas las generaciones de sus ancestros que lo precedieron y las que lo sucederán mientras sigan siendo usados, como en esta ocasión por carroñeros hipócritas y farsantes que en lo íntimo festejan sus muertes. 

Muchos de los que hoy parecieran dar la vida por la de Néstor, lejos están de meter la mano en el bolsillo en búsqueda de un mísero peso para pagar la renta de su usurpación que consideran supremo derecho adquirido, inviolable e intocable.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)