SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

miércoles, 19 de enero de 2011

LA FANTASÍA DEL REBUZNO, Y LA REALIDAD
Sabido es que los niños, en el campo especialmente, imitan los sonidos que emiten los pájaros y distintos animales como una manera de comunicación y diálogo. Allá en La Montenegrina, algunos chicos lo hacían con tal calidad que al contestar imitando, convocaban a los imitados, los que acudían curiosos permitiéndose así una cercanía difícil de lograr de otro modo. Pero había una particularidad. Sea por su aspecto, por su torpeza, o por las fuertes coces que es capaz de propinar, siempre se nos decía: no respondas al rebuzno de un burro porque terminarás pareciéndote. Era como una sentencia. Se cumplía sin debates. Un mito, una fantasía que con la inocencia de niños nos hacía creer en estos insólitos contagios.
Mito que por esas rarezas la memoria rescató del olvido cuando leí y tuve el impulso de responder las declaraciones de Carlos Urlich insinuando “posibles conexiones políticas del doble crimen de Castelli”.

En realidad, más allá de los mitos, no se trata de responder lo que no supera el nivel del chusmerío soez e intrigante de tal grado de irresponsabilidad e insensatez como para insinuar “…posibles conexiones de abogados…”; “…incluso sus propios letrados que según se sabe podrían haber actuado con negligencia o en desmedro de los intereses de su propio cliente…”; “…o el papel que podrían tener en estas maniobras organismos oficiales como el Registro de la Propiedad…”, sino de reflexionar respecto de la pobreza que éstos epítetos expresan en algunas representaciones políticas.
Que se pretenda usar la muerte violenta de dos personas con el solo objeto de enlodar a un gobierno por el hecho de su evidente crecimiento en las preferencias populares, por su apego al trabajo, la transparencia, y la concreción de políticas que propenden todos los días al estado de bienestar creciente de las mayorías, es una muestra elocuente villanía y de la más absoluta incapacidad para construir.
Y es aquí donde se ilumina el pasado. Esta absoluta incapacidad para construir es la resultante de doce años en el gobierno signados por las voracidades personales, en los que para gobernar no se requería cierta ciencia y arte, sino especulaciones lucrativas y complicidades. Y es de éste vacío desmesurado del que se levantan estas sombras con disfraces grotescos que pretenden ocultar oscuros pasados con discursos tan cargados de infamia como carentes pudor y vergüenza.
Obsérvese la torpeza y miseria argumental cuando se menciona “la mafia de la tierra” como si los chaqueños no advirtiéramos que se lo hace desde la tribuna que la consagrara, sostuviera, impulsara y usufructuara con inusitada euforia y entusiasmo. En consecuencia, si de mafia de la tierra se tratara se podría decir con autoridad: señores, no la insinúen, confiesen.
Es para pensar si los chaqueños nos merecemos ésta irrespetuosidad. Si estamos dispuestos a tolerar que personajes absolutamente inferiores, que han eludido sistemáticamente el accionar de la justicia; que han descalificado a fiscales que no han tenido mas remedio que actuar; que han pretendido construcciones faraónicas sobrevaluadas; que han estafado en la vida privada y en la pública; pretendan además ahora, obstaculizar a un gobierno que lleva adelante la extraordinaria tarea de reconstrucción de una provincia diezmada en lo económico, lo político y lo ético por estos mismos personajes. Y que para ello, y para colmo sean capaces de montarse sobre un hecho tan grave y doloroso como el ocurrido con el señor Manuel Roseo y la señora Nelly Bartolomé.
Creo que coincidiremos que es imperativo que revisemos los parámetros y sistemas de selección y elección. Para que se terminen estas afrentas a la confianza, a la fe y esperanza de un pueblo mayoritariamente integrado por dignos. Y para que los niños de nuestro tiempo disfruten de sus fantasías, y que lejos de temer, quieran parecerse a sus representantes.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)