SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

domingo, 1 de febrero de 2015

OPOSICIÓN, ¿A DONDE VAS?

El peronismo, que había puesto la mayoría de los muertos durante la dictadura, y quién dio la batalla por la recuperación de la democracia, sufrió una dura derrota en 1983 a manos de la Unión Cívica Radical.


Asimiló con dignidad el revés y dio muestras de madurez democrática ante el alzamiento carapintada, pese al escaso tiempo de ejercicio de la misma. Cuando los tenaces rezagos autoritarios intentaron el levantamiento destituyente contra el legítimo gobierno de Raúl Alfonsín, no hubo duda alguna en la oposición.

El peronismo se convocó, convocó al resto de las fuerzas y al pueblo, y están los registros de la época que muestran aquel balcón con el presidente Alfonsín rodeado por los más destacados dirigentes de la oposición peronista, y la plaza colmada, en gran número también por peronistas.

Ni canibalismo, ni oportunismo, ni reproches al gobierno, ni peros. Sin especulaciones minúsculas, la monolítica unidad de todas las fuerzas abortó el golpe. Quizás tenga eso que ver con que, si bien otros también las sufrieron, ha sido el peronismo el que puso la sangre y los muertos en las distintas dictaduras.

Hoy observamos con preocupación que en los tiempos de mayor ganancia de la política en términos de su rol como herramienta de transformación positiva, el mayor déficit que se observa está en el campo de la oposición. Oposición que debiera actuar como garantía de equilibrio, para la preservación de la institucionalidad, la democracia y la república, respetando al gobierno que la voluntad popular consagró.

Sin embargo, allí están, todos revolcados en el mismo lodo. Quizás apabullados por el "aluvión zoológico" que la masiva inclusión provocó, decidieron en bloque pedir asilo atraídos por las luces y las promesas de estrellato que ofrece el mundo, que de la farándula pasó a la política para recuperar el gobierno. Así abandonaron los partidos y se colocaron el cartel de "disponible todo servicio", privándose de principios, valores y libertad.

La tecnología en manos de manipuladores profesionales sacó de escena los ideales, las ideas, el compromiso con la palabra, la verdad, la vergüenza, la dignidad, la honra. Y dio paso a la construcción de imágenes.

Un actor de cuarta fila de Hollvwood, pero con pinta y voz aterciopelada, fue la gran experiencia exitosa de instalación de una imagen en la Casa Blanca, con reelección incluida.

Ronald Reegan es el primer producto televisivo que gobernó un país. Lo siguieron Collor de Melo en Brasil, Silvio Berlusconi en Italia, entre otros.

Esta buena experiencia del televisor, lo consagró como la herramienta política estrella mundial en la era de la globalización. (Globalización de la pobreza para la concentración de la riqueza, quede claro)

Poco importa quién eres. Tampoco que haces, ni que sabes. Importa que estés dentro del rectángulo que ocupa el centro del escenario hogareño en torno del que la familia se convoca para enmudecer la mayor parte del tiempo que puede compartir.

Todos callan para que la magia nos muestre la realidad que construye para millones en el mismo instante. Silencio para no perder detalles de lo que ocurrió, ocurre y ocurrirá.

¡Que sabe la realidad! El que sabe es el televisor. (Tomás Pintos, 8 años. Fallece una tía de muerte natural. Ante la noticia exclama ¡¿Quién la mató?!. Doce horas diarias sin inasistencias frente al televisor mandan que la muerte es por auto, cuchillo o bala.) ¡Vaya si manda la televisión!

Para entrar al rectángulo del gran juego que transforma en estrella un poste de tuna, solo se requiere una buena sonrisa, -previo paso por el dentista-; algo de memoria para el libreto; un colaborador -periodista, preguntador amigo- que coloque la pelota sobre la linea de gol y ante el toque torpe a la red se desgañite festejando la magia. Es el nudo de la novela que se vive siempre en vivo, directo y simultaneo, aunque se repita millones de veces durante meses.

El mayor atractivo es que no es necesario pensar, ni para los que están en la imagen, ni para la supuesta legión de mudos que los miran. Los libretistas de la sección política, resuelven todo para todos. Guión para unos y anotador para millones, incluye el combo idiotizante que busca construir presidentes.

Entonces, los candidatos opositores hacen casting en los canales. El curriculum poco importa. Foto, si es dama y si es mostrable, también reverso porque todo suma; firma de lealtad comercial y exclusividad, sin lectura de letra chica; renuncia indeclinable a todo fuero ético, y a esperar. Todos sueñan con ser Ronald, Collor o Silvio y ponen la mente en blanco para que las rotativas la impriman.

El gran jurado, el de la voz metálica, los tiene en la grilla y los irá colocando en los domicilios, cual gigantesco delívery, en la medida de sus necesidades e intereses. Mientras tanto, todos amuchados en el balde de bosta siguen fermentando el sueño de su octubre.

Un muerto, a bala como manda la televisión, es no pocas veces el condimento necesario para que nadie pierda la atención. Previo el libreto indicará las acciones necesarias para que el mensaje impreso deje plantada la sospecha sobre quién resista al mandato de la gran fábrica de realidades, y de presidentes.

Y la oposición, desde la antesala del despacho desde el que la voz metálica a los gritos reclama libertad de expresión, prensa, pensamiento, y cuanta otra libertad que solo ellos son capaces de cercenar, entra bajo libertad vigilada, en picada sobre el cadáver para cumplir con la orden de convertirlo en votos.

De aquella oposición que sabía distinguir entre el interés político partidario y la preservación de las instituciones, a ésta, total y absolutamente libre de compromiso democrático, cínica, traidora, entregada sin pudor a la manipulación buitre del poder concentrado, el retroceso es descomunal y la realidad patética.

Recuperarla es un desafío del pueblo todo. Recuperarla implica recuperar la participación -en todos los partidos- y los partidos políticos. Hacer que la política complete su crecimiento poniendo la oposición fuera de las redacciones de los medios y de los garitos del submundo conspirativo que expresan el interés del poder sin patria y sin alma.

Hacer que los presidentes sean por la voluntad legítima del pueblo, y no por la estafa que ametrallando cabezas con mensajes por sobre todo hartazgo, genera la construcción de imágenes huecas a medida de los intereses antipopulares y antinacionales. 

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)