SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

viernes, 22 de junio de 2012

AYER NOMAS SAQUEABAMOS SUPERMERCADOS, HOY LA LUCHA ES POR NO PAGAR GANANCIAS. ¡GRACIAS NÉSTOR! , ¡GRACIAS CRISTINA!
El reclamo de Gremio de Camioneros es una muestra del extraordinario cambio que produjeron los gobiernos peronistas de Néstor y Cristina en la argentina.
En 2001, con el país en llamas, al borde de la desmembración, millones de trabajadores estaban desocupados. Muchos de ellos se veían obligados a pugnar por comida en los supermercados. Era la culminación del gobierno de los que hoy critican el modelo nacional y popular.
¡Qué lejos estaban los trabajadores argentinos de preocuparse por el impuesto a las ganancias!

El hambre de sus hijos estaba en el centro de los desvelos de legiones de compatriotas.
Hoy uno de los gremios que expresa el extraordinario crecimiento económico, productivo e industrial del país al haber multiplicado el número de sus afiliados como consecuencia de las políticas nacionales, plantea la necesidad de elevar el mínimo no imponible para que sus trabajadores no se vean alcanzados por el Impuesto a las Ganancias. Extraordinario y feliz cambio.
Esto significa ni más ni menos que muchísimos argentinos que antes de la puesta en marcha de este modelo de inclusión y crecimiento eran ciudadanos de cuarta, hoy tienen sueldos que claramente multiplican en casos varias veces el promedio, y en consecuencia son alcanzados por este impuesto que está dirigido a los sectores de mayores ingresos.
Esto, y más allá de la legitimidad de la lucha y el planteo, debiera ser el reconocimiento imprescindible antes de cualquier reclamo, hacia un gobierno que fue capaz de torcer el rumbo y la historia de manera tan magnífica. Capaz de elevar a los trabajadores a la condición de llegar a ser sujetos de los impuestos que indican ingresos más que dignos.
Enhorabuena que en la argentina de hoy este sea el debate entre trabajadores y gobierno, pero siempre previo el necesario reconocimiento que garantice consolidar este modelo.
Reconocimiento ineludible, porque no estamos los argentinos en condiciones de desperdiciar oportunidades y de poner en riesgo de retroceso un proceso de inclusión y crecimiento impensados solo porque sectorialmente, y como consecuencia del éxito de ese proceso, veamos afectados en parte nuestros intereses, que van mucho más allá de la subsistencia.
Reclamar, pero antes dejando bien en claro que somos defensores de un modelo que nos dio la posibilidad a muchos argentinos por primera vez en la historia, de preocuparnos porque nuestros sueldos treparon a escalas que se ven afectadas por impuestos a los altos ingresos.
Indudablemente estamos viviendo una argentina nueva. Con una minoría de agoreros del desastre inundando las pantallas conspirativas en representación de las minorías que perdieron negocios y privilegios; con sectores de la oposición política responsables del hundimiento del país desesperados por aliarse con cuanto golpismo brote de las entrañas de la vieja argentina para destruir los logros del gobierno popular y volver, pero con una inmensa mayoría de compatriotas que volvieron a la vida con la dignidad del trabajo, con el respeto por sus mayores, con alimento garantizado para sus niños, con educación para sus jóvenes, con soberanía, con independencia, en definitiva con un país cada día socialmente más justo.
Esta es la argentina nueva que debemos defender con todas nuestras fuerzas, reclamando lo justo, pero ante todo preservando los logros que hemos construido junto a Néstor y Cristina.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)