SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

HAY FOTOS DE LAS QUE NO SE VUELVE

Ricardo Alfonsín, este fenómeno que nació el día que su padre murió, pero nació grande, ya cincuentón, tanto que comenzó a calzarse los trajes del viejo, y a impostar su voz intentando ser aquel. Este ejemplar que un radicalismo vacío, colonizado por la oleada conservadora neoliberal que lo atravesó, pretende inflar para competir con el mejor peronismo del último medio siglo, en su infantilismo recurre al antiperonismo visceral de la oligarquía explotadora de la que hasta su propio padre fue víctima.

La foto en la que el niño cincuentón sonríe acompañando la risa de hiena de quienes se lo están devorando, es una enorme y lapidaria exposición de torpeza que garantiza el ocaso del prematuro ejemplar con el que la oposición en su desesperante delirio pretende derrotar el modelo nacional y popular que se fue metiendo bajo la piel de los argentinos.
De esta foto no se vuelve. Pero no es para festejarlo. Los peronistas quisieramos un radicalismo capaz de competir, de acompañar. Un radicalismo que sea alternativa y nos obligue a ser cada vez mejores. Una oposición que haga el esfuerzo intelectual de generar propuestas constructivas superadoras de la mediocridad de solo apostar al fracaso del otro, sea por medio de la conspiración o el golpismo.
Pero lamentablemente esta es la oscura realidad del centenario partido en el mejor momento de la historia argentina.
Seremos los peronistas, con la impronta fenomenal que nos legara Néstor, con la excepcional conducción de Cristina, y el resurgir avasallante de la joven militancia los que seguiremos construyendo este extraordinario presente que sin dudas nos lleva al futuro que soñaran Evita y Perón y por el que nuestros mejores compañeros entregaran todo su sacrificio.
Quizás algún día los tibios, los pusilánimes, entenderán que la patria se construye desde los ideales, las convicciones y la dignidad. Nunca junto a la antipatria.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)