SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Con el Hotel Claridge en pleno centro londinense como base de operaciones, y acompañado por el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y el del Chaco, Angel Rozas, Domingo Cavallo intentó persuadir ayer a los inversores británicos sobre las bondades del megacanje. En este segundo tramo de su gira, los dos gobernadores representaban el respaldo político oficial y opositor a la operación financiera, convertida en asunto de Estado
SI SEÑOR, DEFENDEMOS UN PROYECTO POLÍTICO. NO SOMOS GERENCIADORES DE GOBIERNO.

“Cuando escribas la historia de tu vida no permitas que otro maneje la lapicera” dice una máxima yugoslava. 
Aplicable también a las naciones, manejar la lapicera equivale a hacerlo desde el pleno ejercicio de Soberanía Política e Independencia Económica, porque solo así se escribe con mano propia un presente y un futuro que se convierten en la mejor historia de cualquier nación.
Pero para ello es necesario un proyecto político, nunca gerentes que ejecuten proyectos de gobierno escritos por las lapiceras del imperio o la oligarquía cipaya y entreguista que expresan al poder económico desde el que pretenden dominar las decisiones políticas de la Argentina, al servicio de sus propios y mezquinos intereses y en perjuicio de las mayorías.
Y la Argentina tiene un Proyecto Político. Ese que comenzó a escribirse con lapicera propia cuando Néstor Kirchner al asumir expresara: “…no vine a dejar mis convicciones en la puerta de la casa de gobierno…”.
Continuó con mano firme cuando se terminó con la vieja y repetida historia de presidentes electos por las mayorías populares que convocaban al frente del Ministerio de Economía a personajes como Alvaro Alsogaray y Domingo Cavallo que jamás superaron el 3% de los votos, como ocurriera con Carlos Menem y Fernando De la Rúa; y dejaran en esas manos la lapicera que escribiera esa página de explotación y miseria de los argentinos que nos sumiera en la mayor pobreza que recuerde nuestra historia y que en 2001 estallara con la suma de más de 30 muertos por represión.
Se siguió escribiendo el actual Proyecto Político cuando Néstor ordenara bajar los cuadros de la mano de obra genocida que ejecutó la peor página de nuestra historia en su servicio al poder económico civil que fue la lapicera que diseñó la barbarie, para garantizar entrega y sumisión.
Es este Proyecto Político, que tantos argentinos defendemos, el que escrito con firmeza recuperó millones de puestos de trabajo; reindustrializó el país; recuperó Aerolíneas e YPF; renegoció y redujo la deuda externa; recuperó el ahorro terminando con el saqueo de las AFJP; reimplantó paritarias como mecanismo de actualización de los salarios; estableció por ley la doble actualización anual de los haberes jubilatorios; jubiló a los adultos mayores que no tenían aportes porque los que ejecutaban planes de gobierno escritos por otros miraban hacia otro lado; creó la Asignación Universal por Hijo con la que aseguró salud y educación para todos los niños argentinos; construyó decenas de miles de viviendas; centenares de escuelas y hospitales; promocionó centenares de Pymes a lo largo de la patria; construyó rutas e infraestructura para el desarrollo garantizando crecimiento con sentido federal.
Cómo no defender este Proyecto Político que hace que en plena crisis internacional con el derrumbe de poderosas economías, la Argentina crezca e incluya como nunca, con récords de venta de maquinarias, automóviles, artículos de confort, turismo interno y consumo.
La muerte del Alca en Mar del Plata; el nacimiento de la UNASUR y la CELAC, con un alto protagonismo de la Argentina son expresiones plenas de un proyecto político profundamente nacional, popular y latinoamericanista que sólo se ejecuta cuando quienes gobiernan no se resignan a ser gerentes ejecutores de proyectos de gobierno escritos por el poder concentrado.
Por todo esto queda muy clara la posición de Ángel Rozas, quién confiesa: ”…el Frente para la Victoria plantea un proyecto político, y nosotros hablamos de proyecto de gobierno". Son sus palabras. Y por una vez, hay que reconocer esta brutal sinceridad poco habitual en los que depredan estados y pueblos desde la simulación de prácticas de gobierno que no son otra cosa que estrategias de saqueo.
A la frase transcripta agregó que va a ir al Senado “a defender a los chaqueños”
A nadie se le ocurre preguntar qué antecedentes de defensa puede mostrar quien dejó al Chaco, después de doce años aplicando su “proyecto de gobierno”, como la peor provincia argentina con los más pavorosos índices de mortalidad, desnutrición y desocupación que recuerde la historia provincial y con un incremento en la deuda superior a los 4.000 millones, y que cuando fue electo diputado nacional no pronunció palabra en la Cámara y en lugar de estar allí, pasó un año en Europa defendiendo lo suyo, sus intereses personales.
Queda claro, en consecuencia, cómo Ángel Rozas defiende a los que dice defender y no vale la pena mayores detalles sobre esto.
Lo que sí es importante que los chaqueños analicemos, es esa enorme diferencia entre un Proyecto Político, en este caso Nacional y Popular como el nuestro, y lo que esbirros del poder ejecutan como “proyecto de gobierno”.
Quienes sólo ejecutan -en casos como verdugos al estilo Ángel Rozas-, proyectos de gobierno diseñados por quienes desde el poder y al servicio de los intereses de las minorías, diseñan las políticas, son simples serviles y mercenarios que cobran por su trabajo con enormes fortunas personales fruto de esa vileza e indignidad.
Y claramente no tienen injerencia alguna ni les interesa plantear Proyectos Políticos porque para ellos la política no es más que un medio para su ascenso social y económico personal, en consecuencia totalmente desprovisto de valores éticos, y carente de ideales y objetivos de construcción de un colectivo contenedor de todos.
¿Por qué estos depredadores incapaces de tomar la lapicera para escribir la historia siguen cosechando votos?
Es una buena pregunta que tiene otra clara respuesta: En primer lugar, porque el poder que representan invierte en su promoción atacando al gobierno popular desde los medios de comunicación concentrados que solo plantean cuestiones aisladas y descontextualizadas, evitando un debate global sobre proyecto de país, ya que en tal caso tendrían para exhibir sólo los brutales fracasos que protagonizaron en el pasado.
Y en segundo lugar, porque desde nuestro gobierno no hemos podido desarrollar la militancia necesaria para la creación de conciencia entre millones de incluidos para que no sean víctimas del desaliento que promocionan aquellos con el fin de volver a instalar en la administración del estado a estos ejecutores de sus proyectos de gobierno, para recuperar ellos privilegios perdidos a favor de la mayor igualdad.
Este es el desafío más importante que debemos afrontar con urgencia para que la patria no vuelva a ser colonia y que la historia la sigamos escribiendo con nuestra propia lapicera, como durante esta década ganada con Justicia Social creciente para todos.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)