SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

domingo, 8 de abril de 2012

¡NO ES LO MISMO!

Esta nota no está dirigida al licenciado que alguna vez me retara a duelo. Va especialmente para los jóvenes. Para los que recuerden el proceso pre electoral del 2007 y pudieran tener en su memoria la brutal operación propagandística engañosa llevada adelante bajo la pantalla de “encuesta científica” por parte del operador de Ángel Rozas.
Y también a los que por edad aún no se sentían motivados por la política. Estos últimos podrán acceder por medio de la red a la información de la época como para chequear lo aquí expresado, y mucho más por supuesto.
Y está dirigida a ellos porque es necesario que no seamos consumidores pasivos de cualquier porquería que se cocine para engañarnos, inducirnos y llevarnos a hacer lo que personajes inescrupulosos son capaces de pergeñar sólo por dinero.

Es imprescindible, porque si desde la dirigencia, ni desde quienes le sirven de soporte para difundir sus engaños tienen empacho en seguir usándolo o mostrándolo, nosotros, como sociedad tenemos la obligación de ser justos, y protegernos. Y para serlo, es básico que terminemos con que “… es lo mismo ser derecho que traidor… sabio o chorro, generoso o estafador”.
¡No es lo mismo! Hay hombres serios, dignos y respetables. Que pueden tener aciertos y errores, pero en el marco de la buena fe. Y están estos otros, los que con capacidades e inteligencia, y usando nuestra buena fe son capaces de montar campañas tendenciosas para tratar hasta de torcer la voluntad popular. Es muy grave como para que sin arrepentimientos, luego de mostrarnos impúdicamente sus miserias vuelvan como si aquí no ha pasado nada. Es una afrenta a la decencia y la buena fe que no debemos avalar con nuestro silencio.
Hagamos memoria.

Jugamos todo en estas elecciones

Andrés Rabossi, setiembre de 2007: “Este es nuestro trabajo, jugamos nuestro prestigio, jugamos todo en estas elecciones: Rozas 55,71%, Capitanich 35,05%”.
Solo horas después las urnas no mienten: “Ganó Capitanich: 46,84%, Rozas 46,61%.”
Pero hay más. Cerrado el acto eleccionario, con resultados en la mano, desde el Salón Obligado, como si fuese vocero de su contratante anunciaba que “Angel Rozas se impuso por 11% sobre Capitanich”. Quizás con la idea de imponerlo por medio del fraude que luego abortáramos custodiando las urnas en el Juzgado Electoral.
¿Jugó todo, y lo perdió?. No, no lo jugó: lo entregó. El que tiene el vicio del juego es una víctima de ese mal. No es este el caso. Esto se llevó adelante con las reglas del mercado: oferta y demanda, y las desmedidas voracidades. Las únicas víctimas han sido quienes creyeron en la transparencia.
Rabossi siempre sostuvo que sus encuestas eran científicas y que no podía haber error sustancial. Y es cierto. Sabía muy bien lo que hacía. Por eso descalificaba a todos los que sosteníamos la falacia que expresaban sus números antes de la elección.
Pero el tiempo pasa. Un largo silencio como apelación a la desmemoria es parte de la estrategia.
Sin prestigio, pero con enorme insolencia reaparece y –con la contundencia que lo caracteriza- afirma que los radicales “ven muy bien el surgimiento del Nuevo Espacio”. Como para tantos, Rozas va a la piecita del fondo, la de los trastos viejos. Ya es parte del pasado. Lujurioso, pero pasado al fin.
Pero como nada está cerrado, y apelando a lo obvio ofrece otra encuesta: “El nivel de aprobación de la gestión de Cristina y Capitanich es muy alto” ¡Vaya novedad!
Puro marketing del licenciado para 2013. Un gran cartel que dice: AQUÍ ESTAMOS PARA LO QUE GUSTEN MANDAR
Harto, como nosotros, Discépolo escribía: “¡Que falta de respeto, que atropello a la razón! Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón…”
Para que estos versos solo sean la letra de un gran tango, y con nuestro silencio no seamos parte de este cambalache en el que se nos pretende envolver, es que llamo a respetar a los éticos, a los dignos, a los honrados, no poniéndolos en el mismo sitio que a los que no lo son.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)