SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

martes, 29 de noviembre de 2011

Bollati, Martinez y Acosta votaron con lealtad. Salúd.
  ¿ES LA CORPORACIÓN LEGISLATIVA LA ÚNICA RESPONSABLE DE TAMAÑA DEGRADACIÓN?
La Legislatura del Chaco atentó contra la democracia intentando transformar la Defensoría del Pueblo, demorada nada menos que diecisiete años, en coto de pago de favores, residencia de acomodos, o peor aún, terreno minado para el Defensor designado con el fin de que defienda otros intereses, no los del pueblo.
Mucho se ha criticado a esta mayoría de diputados entregados a la oprobiosa violación de su compromiso con la sociedad.

También, como defensa a tanta crítica, hemos sufrido la agresión de excusas impúdicas, vergonzantes, injuriantes e injuriosas, todas partes de un proceso de degradación elefantiásico, descomunal. Algunos defendiendo el apellido como la contadora Pértile, como si la culpa de que el mismo figure como parte del acto bochornoso le fuera ajena, diciéndole además al Defensor Gustavo Corregido que si cuestiona a quienes lo designaron ”debe renunciar de inmediato”, olvidándose quizás que los tiempos de la dictadura terminaron, felizmente, al menos para la mayoría. Otros pidiéndole disculpas a su hija porque merecía algo más que escribiente, como Bergia que aclara que podía haberla ubicado en cualquier otro lugar, exponiendo su convicción que la política sirve para eso, sirve para negociar favores con otros de su calaña. Fiel a su bagaje Ricardo Sánchez, desde las profundidades de la ciénaga que habita le advierte al Defensor Corregido que “cayó muy bajo”, como si se pudiera más de su fondo, y que esos “corruptitos políticos lo han designado a él”, como recordándole que en consecuencia es su lacayo y debe aceptar todas las imposiciones de su ignominia. Peche, en una exposición de infaltilismo defensivo dice que los nombrados son “gente que no tiene trabajo”. Patético.
Ahora, el que pone una especie de broche a la entrega de dignidad es el Defensor Adjunto Daniel Ilía. Aprueba y defiende enfáticamente la afrenta reconociendo haber sido parte de espurio negociado.
Cómo el doctor Ilia, –persona con imagen política respetable hasta éste episodio- le explica al pueblo que se compromete defender, el hecho de convalidar que los diputados pueblen esa estructura si la Ley 6817 impone en el Art. 6º que “El Defensor del Pueblo nombrará, promoverá y podrá remover a su personal conforme lo previsto en la ley de Presupuesto y a los principios consagrados en la Constitución Provincial 1957–1994…” Esta letra, impuesta por el mismo cuerpo da por tierra con cualquier defensa de estos promotores de okupas.
Decía en una nota anterior que la corporación corrupta instalada en la Legislatura les proponía a los defensores la primera obligación: defender el Instituto de Defensor del Pueblo. Pues el doctor Daniel Ilia ha mostrado que no está a la altura de sus responsabilidades. Mal podrá defender al pueblo si no es capaz de hacerlo con la independencia del espacio con el que fue distinguido. Ha elegido hincarse. Lamentable. Es de esperar que no acuse a otros de la afrenta a su ilustre apellido que mancilla con su inconducta.
Entre toda esta mugre con la que se cubren tantos, rescatamos la posición firme, republicana y digna que expresara el doctor Gustavo Corregido. Su contundente rechazo a la sumisión y atropello al que pretenden someterlo estas inferioridades éticas, morales y políticas, merece el mayor respeto y aliento. Está demostrando que tiene principios y valores, que ha superado las miserias que impulsan a los pobres de espíritu que pretenden doblegarlo. En consecuencia su claro compromiso con el pueblo lo obliga a seguir, porque más en estos tiempos de bajío es necesario resistir frente a tanto coctel entre viles y pusilánimes pujando por degradar.
El globo comenzará a desinflarse en pocos días más. Cuando otro titular se imponga éste desaparecerá de los medios. Así como desapareció la oprobiosa batalla por la impunidad que dio esta misma corporación para terminar con la investigación del mega negociado con tierras fiscales que impulsamos desde el Instituto de Colonización. Como desapareció la calidad de garito y aguantadero del despacho del presidente Juan José Bergia que ocultó a sueldo a los delincuentes Nildo Puebla y José Moreno, con quién se acompañaba haciendo campaña para su espacio político.
Por todo esto, ¿es la corrupta corporación legislativa –con sus escasas excepciones- la única responsable de la degradación de éste poder? Categóricamente no. Tampoco caigamos en el reduccionismo de diluir responsabilidades aceptando que “somos todos responsables”. Claramente no somos todos. Si lo son aquellos que teniendo responsabilidades dirigenciales especialmente en las organizaciones empresarias, sociales y políticas se limitan en el mejor de los casos a elevar algunas protestas, como en este caso. Pero luego, aceptan con naturalidad a los corruptos e incluso negocian con ellos desde ventajas personales o sectoriales hasta lugares en listas sábanas dándole continuidad a los ominosos que bastardeando la política atentan contra la democracia.
¿Quién explica 17 años de demora? ¿Cómo se justifican cuatro años de dilación en nuestro gobierno? Más allá de amañadas excusas todo indicaría que siempre ha existido temor que el Instituto pueda constituirse en un obstáculo. Y que algún grado de corrupción no viene mal para que sean posibles este tipo de triquiñuelas.
Por todo esto, y para que éste deleznable proceder no caiga en el olvido y sus autores sean una vez más absueltos por la desmesurada e irresponsable tolerancia, es necesario articular entre los sectores sociales y la militancia política mecanismos que suplan lo que las dirigencias claramente no solo toleran y ocultan, sino promueven.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Carlitos Orianki, esposa Teresa Ozic e hija Maria Alejandra
DESAPARECIDOS LIGAS AGRARIAS: Militares y policias a juicio.

INVESTIGACIÓN
El Ministerio Público Fiscal de la Nación solicitó ayer al juez federal la instrucción formal para investigar la represión contra las Ligas Agrarias del Chaco a partir de 1975 y durante toda la última dictadura militar.
Entre detenidos ilegalmente, torturados, asesinados y desaparecidos, se investigarán los casos de Osvaldo Raúl Lovey, Ramón Fidel Gómez, Julio Catalino Chávez, Filomeno Chávez, Jorge Omar Mussin, Marcelino Zequeira, Adolfo Thomas D’Alesandro, Juan Sokol, Carlos Héctor Orianki, Carlos Servando Píccoli, Raúl Eduardo “Ñaro” Gómez Estigarribia, Secundino “Taco” Vallejos, Armando Molinas y Luis Rodríguez.

TORTURADORES, ASESINOS Y DESAPARECEDORES
Gabino Manader; Ramón Esteban Meza; Héctor Osmar Escobar, José Francisco Rodríguez Valiente, Ramón Ángel Toro, el ex comisario de Villa Bertheth Carlos Alberto Romero, Carlos Cáceres, Sabino Sánchez, Alberto Mario Uritzon, Juan Antonio Gómez, Antonio Cardozo, Matoff (Policia de Sta.Sylvina), y José Tadeo Luis Betolli (Ejército).
El Juez Federal de Resistencia Luis Angel Córdoba, el Fiscal Roberto Domingo Mazzoni y el fallecido Secretario del Juzgado Federal Carlos Flores Leyes dieron cobertura y respaldo a los crímenes cometidos con Cristino Nicolaides y Jorge Alcides Larrateguy a la cabeza.
También se investigarán las desapariciones de Hugo Rogelio Vocouber y Luis Alberti Fleitas arrestados en el aeropuerto de Mendoza durante el denominado operativo retorno.
Ahora con esta presentación dentro de lo que se denomina causa Caballero Residual el juez federal deberá trabajar con las pruebas aportadas, tomar indagatoria a los imputados, resolver la situación procesal de cada uno de ellos y posteriormente definir si la eleva a juicio.
Fuente: DIARIO NORTE

viernes, 25 de noviembre de 2011

LA DEFENSORIA DEL PUEBLO Y LA BOSTA (*)
Que un Instituto de tamaña importancia como el del Defensor del Pueblo haya sido violado en el instante del alumbramiento por los representantes de ese pueblo que lo esperaba sano, fuerte y sin vicios, da la medida exacta de la catadura de estos bárbaros prostitutos modernos.
Solo inhábiles morales desbordados por la ausencia de principios, valores y frenos, pueden caer en semejante atropello a las instituciones.
De todos modos no da para el asombro esta insólita ley con la que los diputados acaban de darse un nuevo baño de indignidad, exponiendo a este grupo de personas a quienes pretendieron favorecer a ser señalados por la sociedad como usufructuarios de las peores artes con las que se bastardea la democracia. Los han ofendido innecesariamente en casos, porque quizás atesoren méritos para ocupar cargos si se les permitiera la oportunidad de competir.

Está fuera de toda discusión y de cualquier amañada, descarada y absurda justificación este acto ofensivo a la sociedad y la democracia. Sancionar una ley con cargos que debieran ser cubiertos con transparencia, imponiendo nombres negociados en la trastienda y en nombre de la política entregarse al toma y daca, da sobradas muestras de una descomunal pobreza ética y de una enorme ofensa a la política.

Como si se tratase de una selección inversa esta Cámara es conducida por lo peor. Gestores de olvido e impunidad para la corrupción imponen sus artes al frente de los bloques mayoritarios, con un presidente que se pasea por la provincia haciendo campaña acompañado por delincuentes confesos a quienes cobija en su despacho. Esta es la dura realidad de un cuerpo que hace gala de su enorme capacidad para violentarse.
Este acto vicioso, esta obscena exhibición de envilecimiento merece la mayor difusión. Merece el repudio unánime de quienes debemos rendir tributo en todas nuestras acciones a esta democracia que tanto nos ha costado. Y que en modo alguno debe soportar afrentas de ésta naturaleza de estos personajes que en su mayoría no han movido un dedo por ella y por eso lo hacen en su perjuicio.
Y los defensores nombrados no deben renunciar, de ninguna manera. Han sido designados, y aunque algún inválido que los haya votado crea -en su deformación- que son sus lacayos y que deben aceptar sus vicios, ellos tienen la responsabilidad de poner este Instituto al servicio del pueblo. En consecuencia, la primera defensa ya ha sido propuesta por la corporación corrupta que intenta torcer sus brazos y su destino. La primera defensa es resistir, rechazar este atropello y exigir independencia para no consagrar este hijo bastardo de lo peor de las miserias humanas que entrega la antipolítica.

(*) Diálogo entre el general Perón y don Andrés Framini.
Andrés: "...mire general, varios voceros que hablan y actúan en su nombre o que usted aparentemente avala, están trabajando para ellos mismos, solo para sus proyectos personales. Son funcionales al enemigo....y hasta parecen cómplices...".
Perón: "don Andrés, conozco mucho de lo que me cuenta y varias cosas más, pero vea lo sólidos que son los edificios que se construyen con ladrillos, y sabe de qué están hechos los ladrillos?...de barro y de bosta..."
Andrés: "Sí mi general, pero no con tanta bosta...".

miércoles, 23 de noviembre de 2011

LA FORESTAL SIGUE VIVA Y OPERANDO
El monstruo apareció en 1872, alimentó las calderas de su primer mundo con millones de hectáreas de montes y consumió miles de vidas del gran Chaco. Obeso, harto, se retiró en 1966. No plantó un árbol porque la naturaleza proveía otros; no permitió la educación de los hijos de sus hacheros, para que solo fueran hacheros; no evitó la muerte de éstos, carbón de sus calderas, porque también la naturaleza proveía otros. Pero sí dejó su semilla, sus herederos. Sus cómplices operadores dentro del estado también.

Hoy La Forestal tiene otro rostro y otros nombres. Lucas González (1) aquel funcionario funcional, también.
Pero de eso, no se habla. Pareciera que La Forestal hubiese sido una bendición para nuestro pueblo y recursos, y las bendiciones no se tocan. Por eso sus continuadores, tan irracionales explotadores y expoliadores como aquellos, siguen buscando sus Lucas Gonzalez para exigir se pongan a su disposición los últimos montes todavía no devastados. Y todos quienes pretendan un debate serio sobre su criminal pasado, su no menos criminal presente y también sobre el futuro, son declarados enemigos.
No importa, seguiremos sosteniendo que nuestros recursos naturales no son patrimonio de ningún sector. Son de todos los chaqueños y deben ser explotados racionalmente en beneficio de todos. Pero esencialmente respetando sin fisuras las normas –siempre violadas salvajemente- para garantizar su conservación a perpetuidad. Este no solo es un imperativo constitucional, es un ineludible mandato político, ético y moral, por nosotros y por las futuras generaciones.
Pues está claro que no todos en este nuestro gobierno estamos en esa línea de compromiso y pensamiento. Y también esto tiene sus razones. Nuestro gobierno cuenta con actores que han luchado por el cambio. Y esa lucha implicaba militar para que la impostura del rozismo –en este campo y otros- quedara expuesta ante la sociedad. Ello habilita a recordar, sin soberbia, pero sin falsa modestia que nuestra contribución ha sido importante para que hoy tengamos un gobierno del pueblo, una provincia para todos y en pleno progreso de la mano de la gestión más importante de toda su historia.
Pero también es cierto que convivimos con rezagos del rozismo que en ciertos ámbitos resisten el cambio. La Dirección de Bosques, siguiendo esa línea está gerenciando el organismo público al servicio de un puñado de empresas reemplazando al estado ausente por un estado activo, pero activo a favor de las minorías que históricamente devastando nuestro recurso dejaron muerte y miseria en el monte y embolsaron cientos de millones de dólares en pocos bolsillos. Típica política del saqueo contra la que hemos batallado con todas nuestras fuerzas.
Y no lo hemos hecho para que llegada la oportunidad, se continúe o repita ninguna de las tramposas y corruptas gestiones que nos precedieran. Antes que funcionarios somos militantes y si bien no abandonaremos voluntariamente ningún espacio, no condicionamos nuestra permanencia al silencio cómplice que en casos como el de nuestros bosques traiciona severamente nuestra obligación y compromiso.
Sabemos que el estado es un escenario de tensiones, presiones y conflictos. Pero tenemos certeza que éstos deben ser resueltos con equidad y justicia resistiendo las presiones. Porque si son ellas las que impulsan nuestras decisiones seremos meros instrumentos de los sectores con mayor capacidad de extorsión. Y nuestros montes residuales y los pobres del Chaco profundo que no tienen voz y esperan que sea la nuestra, seguirán alimentando las calderas que iluminen el bienestar de los retoños de aquel monstruo que devoró a sus antepasados.
Aquí, desde el sector que explota el recurso y la Dirección de Bosques, se ha lanzado un discurso falaz acusando al Instituto de Colonización por una supuesta inminente parálisis de la industria cuyo principal recurso es la madera. Campaña para que todo siga igual, o peor, en beneficio de los mismos, ahora exacerbado además su apetito por la ingesta de glifosato, y en perjuicio del conjunto.
Cuando La Forestal se retiró, en 1966, quedaron las consecuencias de tanto saqueo: pobreza, desocupación y tierras devastadas. El lógico resultado de la imposición de un modelo extractivo que no repara ni en bienes naturales ni en las necesidades humanas. Y de un estado ausente, o peor, cómplice.
Pero ese esquema de usufructuar lo que la naturaleza entregó, sin reforestar absolutamente nada para garantizar la materia prima excluyente para sus empresas, y de cambiar trabajo por comida, es la síntesis de un gran negocio, pero también es la matriz del más irresponsable y delictual de los procederes.
Empresarios y funcionarios ignoran que la Constitución Provincial dice: Art.:38 “Es deber de los poderes públicos dictar normas que aseguren básicamente: 1°. La preservación, protección, conservación y recuperación de los recursos naturales y su manejo a perpetuidad.” Que el art. 39 ordena: “La actividad económica de la Provincia está al servicio del hombre. El Estado promoverá la iniciativa privada y la armonizará con los derechos de la comunidad, sobre la base de la distribución equitativa de la riqueza y de la solidaridad social". Que en el art. 41 agrega “El aprovechamiento racional e integral de los recursos naturales de dominio público está sujeto al interés general y a la preservación ambiental." Y que el art. 44 manda: “El bosque será protegido con el fin de asegurar su explotación racional y lograr su correcto aprovechamiento socioeconómico integral. El Estado Provincial promoverá la conservación y mejora de las especies con reposición obligatoria mediante forestación y reforestación”
Esta es la base jurídica que sabiamente nos obliga para el bien de todos, incluidos los que no ven más allá de sus bolsillos y que hoy atacan con sorprendente malicia y necedad. Pero ni los funcionarios funcionales ni los empresarios acostumbrados a quedarse con todo les importa esto.
Vuelvo a preguntar: ¿Quién puede explicarle a la sociedad toda qué grado de cumplimiento se dio a cada una de éstas obligaciones de todos? Jamás –ni unos ni otros- darán una respuesta, mucho menos honesta a este interrogante. Solo excusas y falacias.
¿Dónde están la protección, conservación, recuperación y el manejo a perpetuidad? En el olvido, porque los de tierras privadas han sido arrasados con el peor de los criterios: la desenfrenada voracidad. Entonces, los únicos montes que quedan, según confirman los actores reclamantes, son algunos pocos fiscales aun preservados de la garra depredadora. Pues a ellos pretenden seguir hincando sus fauces, con presiones, difamaciones y desvergüenza.
¿Dónde quedó la distribución equitativa de la riqueza y la solidaridad social? En la pobreza de los pequeños productores explotados; en el trabajo esclavo de los obreros del monte, y la enorme acumulación en dos eslabones de la cadena. Que son los que no tienen límites ni están dispuestos a compartir con los que dejan la vida en el monte, y para ello no trepidan en instar y obligar a los funcionarios a que violemos las leyes, nuestras conciencias y el compromiso con la sociedad.
¿Dónde está el aprovechamiento racional sujeto al interés general y a la preservación del medio ambiente? En el bolsillo de los menos, para los que hay un solo interés: el propio, y para los que el medio ambiente es un frivolidad ridícula de fantasiosos ecologistas.
Y finalmente ¿Dónde está la reposición obligatoria mediante forestación y reforestación? En carteles oxidados, en el humo de quemazones como señales de agotamiento de cobro de subsidios, en el negocio de algunos almácigos y la desfachatez de no poner ni un solo peso para retroalimentar el recurso de sus propias empresas.
Cero. Cero cumplimiento, porque desde el propio estado, una sucesión interminable de ceros a la izquierda del interés general actuaron en su perjuicio porque históricamente se sumaron a la derecha de la coma del interés particular de las minorías explotadoras y expoliadoras. Son los Lucas Gonzalez que desde el estado atienden los negocios de sus patrones.
En este contexto, el enemigo es quién no se entrega, el que no entendió que la simulación, la impostura, es también una forma válida de hacer política y que los funcionarios podemos ser gerentes al servicio del poder y no del pueblo.
El decreto 2249 impulsado con insistencia y reiteración por los Lucas Gonzalez modernos es parte de la estrategia. Es una vuelta de tuerca para terminar con el pedido de racionalidad, equidad y respeto no solo por nuestro compromiso político, sino por nuestros recursos y los explotados.
No estamos de acuerdo, y seguiremos insistiendo en el respeto por el compromiso de cambio también en éste campo; y en la necesidad de equilibrio entre los intereses sectoriales, la presión productivista y la visión estratégica global.

(1) Lucas González, ex ministro de Hacienda de Mitre y de Avellaneda, representante de Murrieta & Company también representó al gobierno de Santa Fe en 1881 en las negociaciones con la empresa con lo que pasó a representar a ambas partes, vendiéndole a Murrieta & Company 1.671.000 hectáreas (12% de la superficie provincial) a precio de mandado ($ 1.500 cada 5.000 hectáreas.)

lunes, 21 de noviembre de 2011

AGROASESINOS S.A.
Desmontes y soja. El coctel criminal que prohija sicarios para su impunidad.
Un modelo de apoderación y vaciamiento de la tierra, que desaloja y mata vorazmente. Ese fue el asesino de Cristian Ferrerya. Y tiene nombres y apellidos. La expansión de la soja transgénica, la megaminería, la caña de azúcar y los negocios cuantiosos avalados por el estado son los asesinos de Cristian Ferreyra. Y tienen nombres y apellidos.
Tenía apenas 25 años y salió a la puerta cuando golpearon, en la casa de su amigo. Sabía que lo buscaban a él. Eran sicarios de empresarios que querían quitarle la tierra. La parcela donde vivió toda su vida. Donde tiró semillas y les dio de comer a sus animales. Estaba con Beatriz Juárez, su compañera. Y su niño pequeñito. Juárez es ella, como el verdugo. El verdugo es su tío carnal.


Cristian se desangró después de que un balazo lo tendió sobre la tierra que intentan robarle desde hace siglos. Y que le sorbió, despacito, a puro trago triste, la sangre que se le fue mientras Beatriz miraba huir a su tío. Que si no hubiera sido parapolicial de Ciccioli sería empleado del Estado o campesino despojado. No hay muchas más alternativas en Santiago del Estero.
A sangre y fuego, a topadora y bala, los van cercando en un espacio cada vez más pequeño. Arrinconados en un terrón yermo, van quedando los que sobreviven. Cristian Ferreyra, en su tierrita ancestral a 60 kilómetros de Monte Quemado, era dirigente del MOCASE. Vio cómo los terratenientes en expansión mandaban a sus alcahuetes a cerrarles los caminos, a amenazarles a los niños y a matarles los animales. El miércoles, en la fogosa hora de siestas, se lo cargaron de un escopetazo.
En Santiago se desmontaron 515 mil hectáreas entre 2003 y 2007. La soja es un pac man que devora y devora. Tierra y sangre.
El geógrafo Marcelo Giraud, graficó el avance: en 1996 había 95 mil hectáreas de soja en toda la provincia. Ahora llegó a 1,1 millón. Las tierras de los originarios, la de los campesinos que la cultivaron por generaciones, se ahogaron bajo el monstruo implacable.
En dos años fueron siete los crímenes en el saqueo aluvional de la tierra: los tres muertos de Jujuy, en los arrabales del ingenio Ledesma; Javier Chocobar en Tucumán; Roberto López, de la comunidad qom La Primavera de Formosa. Y en marzo, como un oscuro antecedente del asesinato de Cristian, Sandra Juárez murió de un infarto cuando se ponía delante de las topadoras en su tierra santiagueña. Tenía 33 años. Luchaba protegiendo su pacha de los transgénicos, las fumigaciones que envenenaban a sus niños, las policías y las parapolicías.
Las violaciones sistemáticas a los derechos humanos de los originarios, de los campesinos, de los chicos muertos por hambre, de los vulnerados muertos por las balas de sus policías, son escondidos bajo la alfombra persa del país que florece.
Nadie recuerda –o a nadie le importa- el derecho veinteañal que es el título de propiedad escrito en la tierra de quienes la trabajaron, justamente, más de veinte años. El poder político de Santiago del Estero avala por acciones y/o omisiones el avance de los leviatanes del agronegocio, de sus aliados económicos. El gobernador es el mismo. El mismo Gerardo Zamora que gobernaba en noviembre de 2007 cuando 33 presos de la cárcel pública de Santiago murieron incendiados por el fuego, intoxicados por el humo, atravesados por las balas.
Pero los responsables políticos nunca son responsables. Y mucho menos de la muerte de los pobres. Del asesinato de los desterrados. A los muertos del confín los olvidan en los escritorios, en los discursos y en las prensas oficiales.
El Mocase lo señala --en cuanto a la represión al campesinado-- como la continuidad del juarismo”.
Beatriz Juárez, 26 años, compañera de Cristian, testigo directo del asesinato, habló. Dijo: “Mi marido me dice vamos a pasear a la casa de Darío (Godoy). Estábamos conversando y llega Javier Juárez. Lo sale a atender el dueño de casa, Darío, y le dice yo quiero hablar con Cristian. Mi marido sale y estaban discutiendo porque él es empleado de Jorge Ciccioli el empresario que nos quería sacar de nuestras casas, vos no sos el dueño, le dijo, vos no sos de aquí, nosotros vivimos aquí y ahí no más (Juárez) le metió un tiro en la pierna izquierda a mi marido.
“(…) Yo me meto corriendo con mi hijo adentro porque él siempre lo amenzaba a mi hijo, que lo iba a matar, dos añitos tiene mi hijo. El asesino es mi tío es hermano de mi padre, siempre me ha tenido odio, rencor porque desde niña quería abusar de mí.
“(…) Cristian estaba muy mal, se desangraba, se desangraba y antes de llegar a Monte Quemado falleció.
“Hace casi un año que venimos con la lucha; desde que empezaron a venir topadoras, a tirarnos las plantas encima, nosotros hemos entrado en el Mocase. (…) Javier Juárez y Carlos Abregú son los matones de Ciccioli.
“Hacía tres años que estábamos juntos, nos habíamos hecho nuestra casa, vivíamos felices. Después empezó a venir esta gente y empezaron los problemas. Querían corrernos de ahí y quitarnos todo para utilizar esas tierras para sembrar algo, meter animales, no sé. Aquí se vive trabajando, se hacen postes, carbón, se crían animales, pero vienen ricos de otro lado y nos quieren sacar”.
Beatriz tiene la voz pequeña, con la resignación de la tierra, con la languidez del confín, de la siesta terrible.
Ahora está sola para frenar las topadoras. Sola con su niño solo. Sola en toda la tierra. Para que la vean los empresarios, los sojeros, los que gobiernan, los que brindan, los/las que escriben en los medios dominantes.
Para que la vean y ya no se atrevan a celebrar otra victoria sobre toda esta sangre.
"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)