SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

lunes, 23 de octubre de 2017

CHACO, UNA DERROTA A CAPITALIZAR

Porque llega en una elección legislativa, que si bien no es menor, en un sistema presidencialista tan fuerte, impacta menos. Duele como cualquier pérdida, pero no debe en modo alguno tomarse como definitiva. Es posible que a esta altura, entre tantos aciertos en los primeros años, la suma creciente de desaciertos luego, ameritaba un llamado de atención, para tomar conciencia que algunos círculos no son el ideal de una construcción política popular.

Pretendimos, quizás con generosidad, profundo espíritu democrático, enorme grandeza y desprendimiento, transferir liderazgos como si fueran propiedad privada. Queda claro que la conducción y los liderazgos no se ceden ni se prestan. No se ceden ni se prestan porque son del pueblo, nunca de quién es honrado con ellos.

Este traspié demuestra claramente el fracaso de un armado electoral que fue exactamente en el sentido contrario al que hace diez años nos condujo al éxito. Frente a aquella suma de espacios diversos, en ésta oportunidad se excluyó nada menos que a los sectores más identificados con el campo popular que le dio bienestar al pueblo argentino. Es como que compramos lo de la pesada herencia, y eso nos expuso como faltos de lealtad y convicciones, y no es poca cosa.

A eso debemos sumarle que nos mostramos simpatizando con el neoliberalismo gobernante, por necesidad o empatía. También eso nos desdibujó. Porque si alguien va a comprar un producto, como lo está siendo en tiempos de marketing la política, siempre prefiere el original, en este caso Cambiemos. Debimos claramente sostenernos como la contracara para ser una opción.

Frente a esta realidad, lo importante ahora es que seamos capaces de capitalizar esta derrota como el tirón de orejas popular frente a nuestras travesuras.

Que los medios influyen con desinformación potenciando todo lo malo del peronismo kirchnerismo, escondiendo la fenomenal corrupción del macrismo, es una realidad. También es cierto que la despolitización es la característica saliente de gran parte del pueblo argentino que vota un modelo de país probadamente contrario a sus intereses.

Pero esto en nada justifica que además, nosotros nos sumemos a descalificar a figuras indiscutibles del campo popular. Aquí en el Chaco acabamos de pagar esa torpeza, Torpeza que puede tener origen en pequeños y mezquinos intereses personales por montarse en protagonismos mayores, prestando oído a los cantos de quienes saben cómo explotar esas debilidades, o quizás en más profundas distancias ideológicas que venían siendo disimuladas.

Hasta ahora no se escucharon muchas advertencias de la militancia, pudieron más la soberbia y los microclimas. Es de esperar que ahora volvamos a pararnos cada uno en su lugar con humildad. Que asumamos que para volver a reconstruir el país que sin lugar a dudas va a terminar dinamitando este modelo concentrador, somos necesarios todos. No sólo los que fuimos parte del Frente Chaco Merece Más y del Frente para la Victoria, sino todos los demás sectores que se identifican con el campo popular y estén decididamente en contra de las políticas antipopulares de las corporaciones.

Para eso, pongamos rápidamente las cosas en su lugar. Quien tiene el mandato popular para liderar, debe reasumirlo y avanzar en la búsqueda de consensos sin exclusiones. Consensos que nos garanticen la reconstrucción de una fuerza plural, participativa, con fuerte impronta popular y revolucionaria capaz de retomar el camino no solo de la victoria, sino especialmente de ponerle un freno a la creciente degradación, económica, política y social en curso.

Estamos a tiempo y quizás esta derrota sea bienvenida, si es que aprendimos la lección abandonando la política de bandas, para pasar a conformar una fuerza para la que lo colectivo esté por sobre lo sectorial, y en la que cada uno protagonice por y para el conjunto. Y que para ello, debe cobrar protagonismo una creciente construcción de poder popular desde los órganos partidarios y frentistas como las canteras de discusión y elaboración de políticas y como garantes del control de su ejecución. A éstos órganos deberán remitirse quienes resulten postulados para ejecutar nuestras políticas, para terminar con las dudas si a quienes votamos están con nosotros o se convierten de pronto en cuentapropistas para apartarse del rumbo fijado.

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)