SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

martes, 24 de marzo de 2015

CON AMIGOS COMO ESTOS NO NECESITAMOS ENEMIGOS (Últimos Quebrachos)

La prensa no es el Jordán señores. No se lavan culpas tratando de impostar una inexistente actitud responsable, ni generalizando culpabilidades.


Vemos sin mayor sorpresa como la Fapif y su presidente señor Noé Khon expresan: "Se está terminando el último quebracho colorado en el chaco" como relatores de una tragedia de la que no son principales protagonistas, agregando que llaman a las autoridades “a unir esfuerzos y luchas por preservar la especie en un marco de proteccionismo y búsqueda del equilibrio”

Y decimos, sin sorpresa, en virtud de la enorme hipocresía que se oculta tras una expresión absolutamente opuesta a la conducta del sector y su presidente que históricamente se han opuesto y se siguen oponiendo a que desde el estado se impulse el cumplimiento de las leyes y la Constitución en materia de explotación racional para la perservación a perpetuidad de los recursos naturales, entre ellos, el bosque, como mandan las leyes y la Constitución. 

Vale aclarar que cuando hablamos de proteger o preservar no estamos hablando de cerrar y no permitir ningún tipo de explotación, como alguna vez en un intento por hacernos aparecer como fundamentalistas dijera el Ingeniero Miguel Angel Lopez, a la sazón Director de Bosques altísimamente valorado por el señor Khon, por la patria sojera, y por las multinacionales de los paquetes tecnológicos. Estamos hablando de la tala de los árboles enfermos y adultos y no de los renovales como ahora con cinismo también dicta el ex Director de Bosques que alentó, facilitó y tejió estrategias para todo lo contrario.

Los que hoy pretenden erigirse como adalides de la defensa del bosque y la legalidad son los mismos que cantaron loas a estos funcionarios de la Dirección de Bosques que en lugar de responder a su responsabilidad fueron los que tejieron desde adentro las estrategias para violar las normas facilitando la depredación, repito, con el entusiasta aplauso de los hoy supuestamente preocupados y que quieren meternos a todos en esa bolsa con los sinverguenzas que sí fueron parte de esta traición a todos los chaqueños y las futuras generaciones. 

Causa indignación este discurso falso de defensa del recurso por parte de quienes lo han depredado impunemente por décadas, los que como suele ocurrir siempre, pretenden diluir su criminal responsabilidad, bajo la expresión falsa que "somos todos responsables". No es cierto. Como tampoco es cierto que "durante cuatro décadas venimos reuniéndonos, hablando y sacándonos fotos, pero no hemos hecho nada, y esto es una verdad lamentable que nuestros nietos nos van a demandar” como afirma el señor Khon en su nota.

No es verdad. A esta supuesta falta de memoria del señor Khon quiero recordarle aquellas reuniones en el Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno cuando acusaba al Instituto de Colonización por una supuesta paralización de la industria forestal diciendo que impedíamos el acceso a la tala en los predios fiscales cuando en realidad estábamos planteando la explotación racional que ahora reclama. Más refresco su memoria recordándole cómo hacía en esas reuniones causa común con esos funcionarios de Bosques cómplices de la depredación en contra del respeto del precepto Constitucional que dice en su artículo 44: "El bosque será protegido con el fin de asegurar su explotación racional y lograr su correcto aprovechamiento socioeconómico integral. El Estado Provincial promoverá la conservación y mejora de las especies con reposición obligatoria mediante forestación y reforestación…”

Más aún le recuerdo que ante ese ataque a los que sí defendíamos la explotación racional y nuestra pregunta sobre qué había pasado con los bosques en predios privados para que lleguemos al punto que el Instituto de Colonización era responsable de una supuesta parálisis del sector al tratar de proteger aplicando la ley los bosques fiscales, este respondiera que "en los campos privados ya no quedan bosques", en una clara confesión que habían terminado con ellos y ahora iban por los predios fiscales para saquearlos y seguir empobreciendo a los adjudicatarios pobres de tierras fiscales, cambiándoles vilmente madera por comida. 

Vaya como ejemplo de esta exposición de hipocresía que mientras se reclama al estado no haber hecho lo suyo, a renglón seguido se hace el insólito y contradictorio alegato en contra de las multas calificando como "el principal escollo que tiene en la actualidad el sector es la ley 7153 promulgada hace poco tiempo y regula las multas para el sector”.  Mientras dicen que todos somos responsables, la Fapif y el señor Khon reclaman porque las multas son altas, lo que constituye una clara confesión que seguirán inclumpliendo con las leyes y lo que pretenden son multas que les permitan hacerlo con impunidad. Quisieran multas leves, para que la violación sea rentable.

Dicho esto para sentar a cada cual en el sitio que su conducta ubica, sería bueno que todos quienes han usufructuado insolidariamente del bosque, digan con precisión cuantos árboles han talado, y cuantos han repuesto por forestación y reforestación como manda la Constitución. Sin eufemismos, con números concretos. El señor Noé Khon y la Fapif tienen la palabra para que sus nietos sepan que hicieron sus abuelos más allá de los discursos. Luego, podremos sentarnos a discutir, con honestidad intelectual y seriedad, que hacer para que sus nietos no les demanden haber luchado a brazo partido para destruir el recurso sin pensar el ellos.

Están a tiempo, pero deben terminar con la simulación y reconvertirse para trabajar en el marco de las leyes. Además, preocuparse por lo que siempre debió preocuparlos: explotar racionalmente para que nunca se termine el insumo principal de su negocio, y especialmente el respeto a todos los actores de la cadena, como por ejemplo los trabajadores del monte, cercanos al cien por ciento sin el ejercicio de sus derechos, ya que quienes engullen quebrachos también lo hacen con el mismo enorme entusiasmo con los derechos de los trabajadores.

Esteban Branco Capitanich
Movimiento Rural Carlos Orianki

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)