SUMATE

Si te interesa el contenido de este blog, registrate como seguidor, opina y sugerí temas para aportar al debate. Convertilo en tu propio espacio de opinión.
Registrate como seguidor. Estamos para compartir.

martes, 8 de abril de 2014

A SERGIO VALLEJOS, DE PADRE A PADRE

No puedo darle el gusto Sergio Vallejos en su insólito pedido de que denuncie a mi hijo Maximiliano ante la canallada de la que fue objeto solo porque ni a él ni a su padre han podido acusarlos con verdad de ninguna inconducta.
Yo jamás me sumaría a semejante atropello siendo consciente de la realidad. Que la justicia haga lo suyo estoy totalmente de acuerdo, y aguardo que sea pronto.

Esperé que mi hijo haga el descargo al que lo obligó el periodista Carlos Roberto Prette acusándolo falsamente,  poniendo en dudas su honorabilidad, en riesgo su seguridad física y la de su familia mediante la publicidad de  imágenes personales, privadas, y exponiendo como ilegales los montos que pudiera haber percibido por la prestación de su servicio al estado. Esperé que el haga su parte, porque no necesita mi hijo a esta altura de su vida que yo lo defienda, aunque lo haría de ser necesario a costo de mi propia vida.

Y  no lo necesita porque desde que salió del vientre de su madre, igual que sus hermanos, me tuvo para expresarle mi amor eterno, darle calor, contención, educación, vestirlo y alimentarlo hasta que a partir de sus 18 años comenzó a trabajar y se independizó con un bagaje de herramientas que recibió de sus abuelos, sus padres y sus maestros. De todos, recogió ejemplos de responsabilidad, recibió valores y patrones de conducta, porque no estuvimos ausentes jamás.

No puede decir lo mismo usted Sergio Vallejos, ya que como padre ausente, denunciado públicamente por la madre de su hijo, al que según esa demanda reconoció después de dieciséis años, y al que le negó alimentos incluso después de haberlo reconocido carga con la peor de las mochilas como persona: el abandono de un hijo. Eso lo inhabilita a pretender darme consejos, aunque éstos sean producto de ese canibalismo político que practica como mandato biblico, descarada e impúdicamente.

Una vez más le digo Vallejos que no somos iguales. Usted pretende traerme al chiquero en el que se mueve. Bajarme a la altura de esas miserias que como padre muestra, pero no podrá jamás, porque yo siento un enorme orgullo por cada uno de mis hijos, y por no haberles faltado nunca, y me consta que cada uno de ellos también lo sienten por su padre. 

Entonces, como verá Vallejos, ni en esto somos ni seremos nunca iguales, porque lo suyo es definitivo, sin retorno, sin cura. 

No hay comentarios:

"NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS, DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS" Martin Luther King
"LLEGARÁ EL MOMENTO EN QUE NOS ENSARTAREMOS EL SOMBRERO HASTA LAS OREJAS FRENTA A LAS IGELSIAS, Y NOS DESCUBRIREMOS RESPETUOSAMENTE ANTE LOS BANCOS" (Comentario de don Aledo Luis Meloni sobre el veto de Angel Rozas a la Ley de descanso dominical)